sábado, 5 de mayo de 2012

Torre de Outeiro, Santiago de Fafián - Rodeiro

La torre de Outeiro conserva todavía parte de su estructura en las tierras de la parroquia de Santiago de Fafián, perteneciente al municipio pontevedrés de Rodeiro. En muy mal estado de conservación, con parte de sus muros totalmente arruinados, mantiene el porte señorial que en otro tiempo hizo que se convirtiese en centro de recogida de rentas, por lo que todavía se conoce con el nombre de Tulla de Outeiro.

La mayor parte de las fotografías son rescatadas de una visita llevada a cabo hace una década. Desde aquel momento, como se aprecia en alguna imagen unos años posterior, se procedió al vallado de la propiedad por sus dueños. En todos estos años siempre hubo intentos de acercamiento (fallidos, posiblemente por motivos económicos) entre el ayuntamiento y los propietarios, pues el primero deseaba adquirir y restaurar el edificio. Estas gestiones todavía no han tenido resultados positivos.



La primera referencia que se ha podido localizar relativa a esta construcción nos lleva a la figura de Rodrigo Fernández Noguerol. Este noble, hijo de Lope Sánchez de Ulloa y Lemos, señor de la Casa principal de los Lemos, y de Isabel González Noguerol, señora de la Fortaleza de Amarante (como hija única de sus dueños), fue juez de Tierra de Camba y Rodeiro, cargo para el que había sido nombrado con carácter vitalicio por el arzobispo de Santiago Alonso de Fonseca, señor de estas tierras. Se asentó y residió en el lugar de Outeiro.

El 5 de febrero del año 1543 aparece Rodrigo Fernández Noguerol suplicando al arzobispo compostelano que haga merced de dicho juzgado de Camba y Rodeiro a su hermano. Éste era el Licenciado Alonso López de Lemos, que casó con Inés de Castro, heredera de Fernando de Camba y Mayor de Ulloa, dueños de la fortaleza de Villar, en Santiago de Esperante (ayuntamiento de Taboada, en tierras lucenses), a donde trasladaron su residencia, nieta de Juan Rodríguez, señor de la Fortaleza de Camba. Su hijo, Diego de Lemos y Camba heredó a su tío Rodrigo y los bienes de sus padres, siendo señor de la Casa, Fortaleza y mayorazgo de Vilar con sus jurisdicciones.

Heredera en los bienes de Vilar y Outeiro fue la hija de Diego de Lemos, llamada Constanza, casada con Antonio Suárez Mosquera, de quienes nació doña Bernardina de Villar y Lemos, con la cual comienza el engrandecimiento de la familia, propiciado por el matrimonio con don Fadrique Valladares, de la Casa de Fefiñáns, en Cambados. El matrimonio tuvo dos hijas: doña Gaspara de Villar y Lemos, casada con don Pedro Anayo de Miranda, y doña Ana de Lemos, casada con el Conde la Vega de Sella, que siguió en posesión de la Tulla y Torre de Outeiro de Camba, así como de la Casa de Vilar, en Taboada.


Cuatro años después (en el 2004) así estaba



La torre tiene 10 metros de largo por 8 de ancho, y tres plantas. El grosor de los muros varía según la altura, un metro veinte en la base, un metro en la segunda planta y ochenta centímetros en el tercera. La puerta de entrada estaba situada en la segunda planta y a ella se accedía por escalera de piedra, que se conserva, no así la fachada, desplomada totalmente. Se observa perfectamente en la imagen del año 2000.


Y otra del 2004


Las ventanas son de doble vano, faltando la columna parteluz central. Al interior presentan arco rebajado y los típicos parladoiros, o asientos laterales.



También conserva, en la tercera planta, los restos de lo que debió ser chimenea




2 comentarios:

  1. Muy interesante para mí. Me apellido Fafián y toda mi familia vive por la parte de Betanzos.

    ResponderEliminar
  2. Posiblemente sea un apellido toponímico, aunque también hay lugares con el nombre de Fafián en Oroso, Ribeira, Lugo y A Estrada, además de este de Rodeiro.
    Muchas gracias por el comentario. Un saludo. César.

    ResponderEliminar